jueves, 16 de octubre de 2014

Recomendación de Iglesia.


Fue una grata experiencia compartir el culto de la Iglesia en el local de la escuela; la alabanza es moderna y a la vez profunda y significativa. La predicación fue la mejor que he escuchado en muchos años; es amor a D-os puesto en palabras, lo contrario de la “teología” de la prosperidad; la predicación versa acerca de lo siguiente: Cristo resucitado cura el corazón herido de todos sus hijos; reflexiona sobre el pasaje de los caminantes hacia Emaús; se explicó cómo Cristo resucitado viene hacia nosotros cuando nuestro corazón se encuentra herido, ya sea que se manifieste directamente, o por medio de otras personas que se acercan a nosotros y son testimonio del amor sanador de nuestro D-os. Por ello, aun en los momentos en que atravesamos el “valle de sombra de muerte” (salmo 23), Cristo camina a nuestro lado por medio de otros hijos suyos que nos acompañan en el momento del dolor, y ese amor que manifiestan es la presencia de Cristo en nosotros, impulsándonos a alcanzar la sanidad interna y una vida santa, consagrada a D-os. Cristo siempre se encuentra presente en nuestras vidas.
En virtud de lo indicado, recomiendo la asistencia a la Iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario