miércoles, 8 de octubre de 2014

La Gaya Ciencia Médica como Vocación.

Si todos buscásemos en la medicina el fomentar la vitalidad y la salud, dejaríamos de estar centrados en las enfermedades, para, como hizo Patch Adams, ir más allá, buscar la vida, la hermandad y la salud. Así el médico dejaría de ser solo alguien a quien buscamos ante la enfermedad, para ser un verdadero protagonista social; ello tanto como experto en la prevención, como, más importante aun, como quien facilita conocimientos para fomentar orientar la fisiología individual de cada persona, hacia un punto en el que el cuerpo encuentre un mayor nivel de vitalidad; de este modo creceríamos como personas, cada uno en lo particular, y cada cual como parte de una sociedad. La medicina pasaría así a ser un puente tendido hacia la suprahumanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario