jueves, 16 de octubre de 2014

¡Feliz Semana!

A tod@s ustedes, quienes me honran con su amistad en este medio, les deseo una semana cálida, plenamente conscientes de la presencia de nuestro D-os, en las pequeñas cosas de la vida cotidiana; estas cosas pequeñas son, en realidad, las cosas importantes, las que impulsan la historia, pasito a pasito, en la dirección correcta, acercando las personas al evangelio real, que es el evangelio que se muestra en la vida práctica y cotidiana de las personas mediante el amor al prójimo; así se lleva la historia hacia adelante, que es la historia de las personas en su brega diaria por vivir el evangelio, el motor de la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada