miércoles, 25 de diciembre de 2013

Navidad.

Deseo que este día todos podamos celebrar el verdadero significado de la Navidad. Se trata del amor incondicional de D-os hacia cada uno de nosotros, de la entrega tan grande, que significó venir a vivir entre nosotros y a darse a nuestro favor, incluso dando cada gota de su sangre. Que ese amor incondicional, ese amor a cada uno por lo que somos (con nuestros errores y aciertos, debilidades, etc.), nos impulse al arrepentimiento, a abrirnos a Él para permitirle guiar nuestra vida y a responder de manera positiva a su ofrecimiento. Que este amor nos impulse a amar plenamente a nuestro prójimo, sea quien sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada