jueves, 16 de octubre de 2014

Luminaria.

Cuando una estrella rutilante no solo ilumina el cielo de la beldad externa, sino que su resplandor interno transmite una dulce luz de paz halciónica, que se manifiesta en esa transparencia o lucidez personal que lleva a un astro a compartir con otros, a abrirse a nuevas amistades y no a cerrarse olvidando a los demás, entonces esa persona, usted, muestra ser una dama de valía interna y jovialidad, alegría que es vivir la existencia como el regalo de amistad hacia sí misma y los demás. Es, pues, usted una estrella, estrella de verdad, esa luminaria que solo está en una verdadera gema humana como usted.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada