jueves, 14 de marzo de 2013

Perfeccionamiento.

Cuando los angelitos creaban lo sublime de la vida, primero forjaron la más espectacular de la biota vegetal: la fresa, fruta de supremo esplendor. Animados por su éxito, perfeccionaron al máximo a la criatura humana, y por ello te resaltaron a ti, la más dulce de las personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada