jueves, 10 de enero de 2013

Mares.

Es un honor escribir por este medio a una dama tan distinguida como usted, distinguida como la luna que destella en el horizonte, como las estrellas que guían los barcos que se internan por los atrevidas mares de la lucha por convicciones, como el arco iris que nos lleva hacia el camino de la amistad verdadera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada