miércoles, 19 de diciembre de 2012

Labor.

Cuando la inspiración es buena, el trabajo es dulce; ¿cómo podré ser yo culpable de aspirar a lo más alto, de suspirar en mi alma por la musa más sublime?

Cuando la inspiración es buena, el trabajo es dulce; ¿cómo podré ser yo culpable de aspirar a lo más alto, de recibir inspiración de usted, musa sublime, para trabajar con rectitud, valores y ánimo de mejora y superación continua? La amistad sincera y desinteresada de personas valiosas son el "fermento" de las vidas cotidianas, que las transforman el tiempo diario en "vino" selecto, de obra de arte de pasión, convicciones y arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada