jueves, 20 de septiembre de 2012

Mar.

¿Qué hay más profundo del mar? La inmensidad de nuestro amor verdadero, construido día a día, con persistencia, respeto, tolerancia y detalles continuos, en una sinfonía cotidiana, pues día a día se compone la partitura del amor, que en su dulce sonar es más plácida que el límpido mar, más profunda que cualquier "aventura" sin sentido, y cimienta en roca pétrea el edificio de la solidaridad universal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario