miércoles, 29 de agosto de 2012

Elegancia.

Te ves muy elegante en tu forma de actuar, en cómo se delinean tus ojos, junto al contorno de las cejas, realzando con ello el fuego de tus ojos, sobre esa sonrisa espléndida, como una puesta del sol iluminada por el astro de tu alegría, con esos labios bellamente pintados, aportando encanto y magnetismo, que conducen a admirar tus aretes tan llamativos en esas hermosas orejitas. Se muestra tu elegancia externa, lo cual, estoy convencido, refleja tu elegancia interna. Seguro que una dama tan distinguida como usted se ve siempre tan elegante cuando sale con amistades, con esa elegancia natural, junto al bello maquillaje y, creo adivinar, con elegantes atuendos de falda o vestido, taconazos y maquillaje. Felicitaciones.

El honor de conocernos es mío; respeto mucho a las damas que, en un mundo tan machista, logran crear una vida de realización profesional y personal, sin dejarse intimidar, con fuerza y firmeza, y con ternura y dulzura; intuyo que usted es así, pues veo realización personal en usted, y su interés por las ideas de la cultura me hacen pensar que existe belleza interna dentro de su corazón. Siga siendo quien usted es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada