jueves, 21 de junio de 2012

Funciones del Tribunal Ambiental (VI).

condena al desarrollador a ejecutar por su cuenta las medidas de restauración, prevención y mitigación necesarias.

En concordancia con lo anterior, en diversos casos se realiza lo que popularmente se conoce como “conciliaciones ambientales”; en las mismas el denunciado reconoce su responsabilidad y propone cuáles son las medidas que va a implementar para restaurar y mitigar el daño, junto a las medidas adicionales de prevención que pudieran ser necesarias; asimismo el denunciado propone el modo en el cual afrontará la obligación de indemnizar por los servicios ambientales perdidos. Ante esta propuesta, el Tribunal recaba el criterio del órgano público especializado en la materia, a fin de cerciorarse de que las medidas propuestas van a favorecer adecuadamente el ambiente, así como que la forma propuesta de compensar por los servicios ambientales perdidos se ajusta a las reglas técnicas de la valoración económica del daño ambiental; de ser necesario, se determinan las correcciones necesarias. Una vez que la propuesta cumple con lo anterior, el Tribunal analiza su contenido jurídico y, de ser conforme, aprueba lo indicado, condenando al denunciado a cumplir con lo propuesto.

Ejemplos de resoluciones finales son las siguientes:

1. Expediente número 185-06-01-TAA. Se condena por la realización de obras urbanísticas en bosque, impactando asimismo el suelo por falta de prácticas adecuadas. Se condena a una indemnización y a cumplir con el Plan de Mitigación y Reparación que consta en el expediente. Asimismo se ordena a la autoridad que conoce de las evaluaciones de impacto ambiental, reconsiderar la aprobación del proyecto, al aprobarse obras urbanísticas mediante la figura del parcelamiento agrícola, lo cual no procede, pues no se trata de un proyecto agrícola.

2. Expediente número 64-08-01-TAA. Se condena al capitán del barco y a la empresa dueña del mismo por pescar dentro de un área silvestre protegida, lo cual violenta la normativa ambiental, debiendo pagar una indemnización de daños y perjuicios.

3. Expediente número 169-08-01-TAA. Se condena al capitán del barco y a la sociedad propietaria del mismo por derrame de hidrocarburo al mar, fijándose la indemnización correspondiente.

4. Expediente 171-00-TAA. Se condena a una empresa por vertidos que contaminaron un río. Se fijó una indemnización de daños y perjuicios y se ordenó a la empresa condenada a presentar a revisión de las autoridades competentes y a ejecutar por su cuenta, tanto un Plan de Recuperación del sitio, como un nuevo Plan Integral para el Manejo de Residuos Sólidos y Líquidos.

5. Expediente 59-07-02-TAA. Se condena a una empresa agroindustrial que contaminó un río por vertidos, a cumplir con los términos acordados con la parte denunciante, lo cual incluye el Plan de Reparación y el Plan de Prevención y Mitigación para evitar futuros riesgos. Asimismo se fijan unas medidas de compensación adicionales por el daño generado.




VII. Función disuasoria del Tribunal Ambiental Administrativo.



Cuando la autoridad competente establece las medidas cautelares pertinentes y ordena las resoluciones finales necesarias para proteger el derecho a un ambiente sano, indudablemente se crea un efecto disuasorio. Al respecto señalamos lo siguiente:

 “EFECTO DOMINÓ”: Cuando a un desarrollador se le impone una medida cautelar o una sanción, muchos proyectistas comienzan a ponerse a derecho para evitarse estos inconvenientes.
 Se envía un mensaje claro: El mejor caso es el que nunca llega al Tribunal, porque el proyecto se desarrolla conforme a derecho, e interactúa correctamente con la comunidad. La prevención es la meta del Derecho ambiental, y resulta ser lo mejor para todos.



VIII. Función educativa del Tribunal Ambiental Administrativo.


El Tribunal, en la medida de sus posibilidades, ofrece diversas capacitaciones sobre ambiente, Derecho ambiental y prácticas ambientales amigables, dirigidas a las comunidades locales (empoderándolas para que conozcan cuáles son los indicios de que un proyecto causa daños ambientales o genera riesgos, y puedan denunciar adecuadamente), desarrolladores (ofreciéndoles elementos para determinar si los administradores del proyecto están incumplimiento los criterios ambientales básicos) y funcionarios públicos de diversas entidades y ministerios (posibilitando una mejor coordinación y mejores resultados en las actuaciones que se desplieguen).

Con el mismo propósito señalado en el párrafo anterior, el Tribunal ha publicado un “Manual de Buenas Prácticas Ambientales”, redactado en lenguaje sencillo, al alcance de todos. El mismo fue presentado formalmente al púbico mediante un acto solemne presidido por el Ministro del ramo, quien destacó en su intervención el Manual como un instrumento eficaz para dar a conocer reglas claras en materia ambiental. Actualmente el Tribunal se encuentra elaborando un “Manual de Buenas Prácticas Marino-Costeras”. También se ha publicado “La ruta de la denuncia”, un breve panfleto explicando cómo interponer una denuncia, con la mayor cantidad posible de información relevante para determinar la verdad real de los hechos.

Por otra parte, el Tribunal apoya de múltiples maneras al Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones. Por ejemplo, participa en inspecciones a solicitudes del Ministerio y de sus órganos desconcentrados, emite criterios jurídicos y ambientales sobre proyectos de ley u otras consultas. Además sus funcionarios participan en Foros y Consultas a solicitud del MINAET o de otras instancias.



IX. Conclusión.


El Tribunal Ambiental Administrativo despliega un esfuerzo sumamente significativo en la protección del derecho a un ambiente sano a través de las funciones anteriores. Al respecto ejerce ampliamente la potestad de inspeccionar de oficio proyectos para verificar si se generan daños o riesgos al ambiente, ejerciendo asimismo su función preventiva al máximo de su capacidad, dictando las medidas cautelares pertinentes. Asimismo realiza los procedimientos ordinarios administrativos del caso y dicta las resoluciones de fondo pertinentes; en caso de condena, dicta la resolución de fondo buscando prioritariamente la restauración in natura del lugar afectado y la indemnización por los servicios ambientales perdidos. Asimismo desarrolla una actividad educativa con los desarrolladores, comunidades locales y funcionarios públicos. Si el Tribunal recibe el apoyo que tanto necesita en materia de personal y recursos, podrá continuar con su labor, hacer frente al retraso que experimenta y coadyuvar en la labor de procurar el desarrollo armónico del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada