jueves, 5 de enero de 2012

Hélade

En la Hélade las musas descendían a la tierra para inspirar a los filósofos-poetas. Ahora es la dama educada por virtud propia la que hace ascender a los cielos las cimas de su doctrina. Y es Costa Rica la que tiene un privilegio mayor que la Hélade, pues musas hubo muchas, pero usted, solo una. La admiro sinceramente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada