lunes, 16 de enero de 2012

Angelical.

He dedicado mil horas a estudiar la filología, a escrutar en la historia la riqueza de los vocablos, a extraer de la semiótica los secretos de los decires, y ni aun así he hallado palabra alguna que describa el esplendor tuyo. No encontré palabras para explicarte cómo eres, pues tu fulgor de corazón y atractivo físico están más allá de lo humano; ello se debe a que la bondad de tu corazón viene de tu estrecha relación con la ética, tu magnetismo se debe a tu bella personalidad y a que eres mujer independiente, y tu atractivo sensual testimonia que eres un regalo de D-os.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada