miércoles, 7 de septiembre de 2011

Respuesta a la Consultoría que Propone Crear una "Unidad de Atención de Denuncias Ambientales" (I).

RESPUESTA A LA CONSULTORÍA QUE PROPONE UNA “UNIDAD DE ATENCIÓN DE DENUNCIAS AMBIENTALES”.


Por medio del presente escrito se exponen las razones por las cuales estimamos inconveniente la pretensión de oficializar el “Protocolo de Coordinación para la Atención y el Trámite de Denuncias Ambientales del MINAET” elaborado por una consultoría cuyos resultados se expusieron el día 27 de julio del 2011; asimismo afirmamos la improcedencia de redactar correcciones a dicho texto, pues su idea motriz, su esencia, resulta en sí misma desventajosa. Además se externa una contrapropuesta orientada al beneficio del Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET) en su conjunto y del ambiente como tal.


I. Líneas generales de la propuesta elaborada por la consultoría.

La propuesta de protocolo ideada por la consultoría se basa en las ideas que se expondrán a continuación; citamos las referencias de conformidad al documento electrónico proporcionado.

1. Implementar dentro de la Contraloría Ambiental (la cual dispone actualmente de dos funcionarios), o bien crear una oficina nueva, como “Unidad Centralizada para la Atención, Trámite y Seguimiento de Denuncias Ambientales” (folio 139).

2. Crear esta “Unidad” no mediante ley, sino por reglamento (explicaciones verbales realizadas por la Dirección Jurídica el día de ayer en el taller), con las inconsistencias jurídicas que se delinearán a continuación.

3. Atribuir a esa nueva “Unidad” una labor de filtro previo (incluyendo brindar información, pero también ordenar de forma obligatoria a los administrados el cumplimiento de requisitos) de las denuncias que se reciban y que, por ley, corresponden a órganos de desconcentración máxima (Sistema Nacional de Áreas de Conservación –SINAC–, Tribunal Ambiental Administrativo, Secretaría Técnica Nacional Ambiental –SETENA–, etc., folios 139 a 143).

4. Asignar a dicha “Unidad Centralizada” labores de investigación (folios 143 ss.) y la de acumular denuncias (folio 143).

5. Otorgar a esa Unidad la potestad de determinar cuál es el ente competente para conocer de la denuncia, con la inconformidad de que un órgano creado por reglamento pueda tomar determinaciones respecto a competencias de órganos de desconcentración máxima en virtud de ley.


II. Panorama inicial.

El panorama básico que se presenta es el siguiente:

 De acuerdo a la normativa actual, existe un órgano del MINAET con competencia para la protección de los diversos recursos naturales (incluyendo, por tanto, la canalización de denuncias) como lo es el SINAC (artículos 22 y 28 de la Ley de Biodiversidad, la cual es posterior a la Ley Orgánica del Ambiente –LOA– y, por tanto, prevalece sobre el artículo 102 LOA que crea el cargo de Contralor Ambiental con objetivos diferentes).

 El protocolo que se pretende presentar al Sr. Ministro para oficializar, complicaría sensiblemente el panorama, colocando por encima del SINAC, regulado por ley, un órgano creado por simple reglamento (“Unidad Centralizada para la Atención, Trámite y Seguimiento de Denuncias Ambientales”) con funciones que son, algunas superpuestas, y otras contradictorias con la Ley citada, como lo son fundamentalmente la determinación de cuál sea el órgano competente para conocer la denuncia y la realización de un filtro previo.

 Imagínese la dificultad en la que se encontraría el Sr. Ministro en caso de que un administrado presentara un recurso de amparo alegando que el trámite de su denuncia, que corresponde legalmente al SINAC, se ha atrasado por causa de la “Unidad Centralizada” creada por reglamento, debido al poco personal de ésta, o bien a que dicha Unidad, de acuerdo a su criterio, ha solicitado requisitos que el denunciante, tiene que cumplir; la Sra. Ministra se vería obligada a informar a la Sala Constitucional que, por reglamento, ella ha establecido una Unidad (carente de desconcentración máxima) encargada de realizar un trámite y filtro previo de denuncias que, por ley, le corresponden a un órgano de desconcentración máxima; en tal sentido, el Sr. Ministro se expondría a una posible condenatoria por parte del Poder Judicial.

 Tal como funcionan los procesos en la realidad, la Unidad vendría a retrasar la ya de por sí lenta gestión de las denuncias, creando un trámite adicional para las mismas, por una oficina con pocos funcionarios ante la avalancha de denuncias que se reciben en todo el Ministerio, acumulando retraso sobre retraso, negando el principio constitucional de justicia ambiental administrativa pronta y cumplida (preceptos 41 y 50 de la Constitución Política junto a abundante jurisprudencia constitucional).

 A lo anterior se suman las inconformidades legales ya aludidas y las que se indicarán posteriormente.

 Resulta conveniente la informatización de los datos de las denuncias, registro de viabilidades ambientales, concesiones y permisos, junto a mecanismos para entrecruzar la información, agilizando los procesos. Pero para ello se requiere una actuación como la indicada en la contrapropuesta cuyos fundamentos se expondrán más adelante, no crear una Unidad adicional junto a otros trámites superpuestos y/o contradictorios a los ya existentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada