miércoles, 1 de junio de 2011

Romanticismo IV ("Corredor Biologico").

Sin duda alguna sé que tu aprovechamiento del curso será excelente; empero también estoy seguro que tus compañeros no habrán podido captar nada de las enseñanzas. ¿Es que la luz de un retroproyector puede brillar al lado de un resplandeciente flash permanente cuyos ojos son áureos carbones como los tuyos? No existe hombre alguno que no quede maravillado ante ustedes tres. El hombre, buscador de estrellas, desea por su propia naturaleza incorporar a su ser la luz más diáfana, la más tierna y a la vez más refulgente, y esa luz son ustedes tres, por eso nos resulta imposible concentrarnos en nada al lado de ustedes; pero, aunque parezca paradójico, su presencia nos hace aprender, porque la luz de su ser no es sólo la luz diamantina de unos ojos perfectos, sino también la luz del amor por el ambiente y por la profesionalidad, y esa luz de ustedes nos impulsa a profundizar en nuestro conocimiento, nos despierta la sed por el conocimiento para la defensa del ambiente; su luz nos llama a ser mejores profesionales y mejores personas. Por eso su luz irradia con una profundidad, una claridad y una ternura que son especiales, sólo de ustedes, y por eso las aprecio tanto.


¿Han escuchado la noticia del descubrimiento de un nuevo Corredor Biológico? Es el corredor biológico Osa-Papagayo. El gran autor Mordecai Kaplan ha escrito de forma esclarecedora sobre la ley de la polaridad y la ley de la complementariedad, la cual explica la conexión entre los diversos seres, y cómo los seres similares entre sí tienden a atraerse, a encontrarse, y a trabajar juntos, complementando unos las carencias de otros y viceversa. Por ello cada ser de un grupo orgánico (grupo de seres internamente semejantes) es independiente pero a la vez interdependiente de sus similares, complementándose entre sí. Por ello los procesos que han culminado en el reconocimiento de Osa como un lugar geoestratégicamente preferente para la causa ambiental (uno de los cinco sitios en el planeta que poseen más especies de seres vivos), han implicado el llamamiento a la acción de grandes energías por parte de los mejores seres humanos, entregados a la causa de la supervivencia de esta santuario mundial. Esto explica que lo mejor del cielo, celeste, haya sido convocada a la defensa de esta causa de valor estratégico y su tierno corazón ha aceptado la misión encomendada. Se comprometen también con esta causa lo mejor de las Españas, ardientes carbones de la mismísima ciudad española de Nájera, plenos de mediterráneo apasionamiento por la vida, así como las esmeraldas más maravillosas y valiosas de toda la China continental e islas. A ello se une el hecho de que estas maravillosas y deslumbrantes criaturas, al entregarse a la causa ambiental de Osa, pasan a formar parte de su ecosistema, pues la ser humana no es externa al ecosistema, sino también uno de sus integrantes. Estas maravillas naturales, en su dinámica propia, han fijado como hábitat más frecuente San José, y de allí se desplazan muchas veces a Osa, por lo cual se crea un Corredor Biológico. Empero, una nueva misión convoca a los ángeles del ambiente. La causa ambiental de Papagayo las llama en su auxilio, con lo cual, para dar justicia ambiental, los carbones españoles y las esmeraldas chinas se unen a los carbones áureos para inspeccionar en este mes de junio Papagayo y dar lo mejor de sí. Con ello el Corredor Biológico y se amplía, de modo que pasa a ser el Corredor Biológico Osa-Papagayo. Hagamos lo necesario para trabajar en junio allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada