lunes, 30 de mayo de 2011

Romanticismo I (Estrellas de Mar)

Deseo que se encuentren con bien allí donde estén.
Me gustaría ver si nos podemos poner de acuerdo
un día de estos para almorzar y conversar juntos los
cuatro. Ya sé que para almorzar con ustedes necesito un
permiso de investigación, pues así lo dispone el artículo 39 de la
Ley de Conservación de la Vida Silvestre, que impone la
necesidad de un permiso también para la recolecta
de estrellas de mar; ustedes, verdaderas rutilantes estrellas,
aman el insondable mar, el profundo océano y los cielos
celestes de límpida paz; ustedes, estrellitas de mar, son
por su esplendor, amabilidad y belleza, la envidia de las
ninfas, de las sirenas y de las musas griegas, pues nada
se compara al dulce corazón, singular belleza y alegre
expresión de cada una de sus distinguidas personas.
Espero tener listo el permiso esta semana, así que
ustedes me dicen cuándo podemos conversar juntos
los cuatro.
Cordialmente,
Dani

No hay comentarios:

Publicar un comentario