miércoles, 9 de marzo de 2011

MENSAJE EN EL DIA DE LA MUJER

MENSAJE EN EL DÍA DE LA MUJER

Por:
Daniel Montero Bustabad
priority@businesslaw.eu.com
seriouslegaladvice@yahoo.com



¡FELIZ DÍA DE LA MUJER! Deseo que disfrutes mucho este día especial de hoy. ¿Por qué es tan importante el Día de la Mujer? Durante milenios en el mundo reinó el desprecio completo por el sexo femenino, considerándolo incluso equiparado al animal.

A partir de hace relativamente poco, se comenzó a valorizar a la mujer, al considerarla (erróneamente) como el “complemento ideal” del género masculino, de modo que juntos, los dos sexos, conforman la Humanidad completa.

Este punto de vista, aunque muchas veces bien intencionado, y aunque supuso un notorio avance en la condición de la mujer, todavía no está a la altura de los tiempos.

Es ya hora de que en pleno Siglo XXI todos (hembras y machos), comprendamos que la mujer en general, o cada mujer en concreto, con su nombre y sus apellidos, no es el complemento de nadie, ni de un varón, ni de otra cosa.

La mujer es valiosa y plena de sentido por sí misma, independientemente de los demás, y sin importar la opinión de otras personas.

La sociedad actual dice que respeta a la mujer, pero “por debajo de la mesa” le pasa mensajes que corresponden a la mentalidad antigua, de la época de la mayor opresión. Estos mensajes mentirosos vienen a ser, por ejemplo:

“Eres importante sólo si eres delgada y gastas dinero”, “los hombres te querrán si usas X ropa”, “la gente te apreciará si muestras X estilo de vida, gastando…”, “si tienes más de X edad, tienes que buscarte pareja, porque si no, te quedarás sola y amargada”, “no puedes ser más estudiada que tu pareja”, “no conviene que demuestres que eres más inteligente que tu pareja”, “no debes ganar más dinero que tu pareja”, “quedándote soltera no podrás ser feliz”, “si tienes pareja, no debes dedicarle mucho tiempo a tu postgrado o a tu profesión, porque si no, tu pareja te dejará”.

Existen muchísimos otros mensajes mentirosos.

Apreciar a una mujer consiste en respetar las decisiones que esa mujer realice, independientemente de que nos gusten o no esas decisiones. Eso se llama respeto, y falta en el mundo muchísimo de ese respeto.

La mujer tiene el derecho a escoger cuáles va a ser sus metas y cómo va a luchar por realizarlas. Ello se ha de respetar.

Las metas de una mujer (aficiones-hobbies, profesión, postgrados, etc.) no deben estar subordinadas a las metas de su pareja o de otros hombres, sino que merecen todo el respeto.



La mujer es valiosa independientemente de si es alta o baja, delgada o gruesa, etc. y de la ropa que use, o del dinero que tenga o no tenga.

Posee además todo el derecho a no esconder que hace muchas cosas mejor que los hombres y, en concreto, que cada mujer en específico, con su nombre y apellidos, posee cualidades que sobrepasan a los hombres de su entorno.

Los seres humanos debemos comprender que la mujer es valiosa por sí misma, y que es necesario respetar sus propias decisiones, independientemente de cuáles sean esas decisiones. Sólo así se estará tratando con justicia a la mujer.

Por ello el Día de la Mujer puede, tiene y debe ser celebrado constantemente, para pugnar insistentemente por el verdadero respeto a la mujer.

Que disfrutes mucho este día tan importante de hoy.

Cordialmente,




En la travesía que constituye la vida cotidiana de todos los seres humanos, son diversas las ocasiones en las cuales recorremos desiertos, que son momentos duros, áridos, de prueba y tribulación; en otros, pasamos por campos de espinos que representan las punzadas de parte de otros; afortunadamente, en muchísimos días el camino nos lleva a bosques y vergeles de placidez, gratos momentos, risas y alegrías. Sin embargo, aun en aquellos días en los que surcamos desiertos y campos de espinos, podemos divisar más allá de éstos el encanto que emanan las hermosas flores que son las damas distinguidas. Ellas nos enseñan que, más allá de la aridez de la mediocridad que uno frecuentemente encuentra, existen personas distintas, especiales, damas valiosas por su pulcro corazón, valores y pensamiento. Damas son flores que, lo sepan o no, emanan alegría, amor por la vida, júbilo y calidez, damas son el vergel de la vida, la hermosura que nos llama a luchar por el bien y la justicia, la belleza que nos impulsa día a día a ser mejores personas. Esa es usted.

Me encantaría que sienta usted por la presente la dulzura y la ternura con la cual le envío mis respetos, en las vísperas del Día Internacional de la Mujer, a usted, toda una dama.


No hay comentarios:

Publicar un comentario