lunes, 28 de marzo de 2011

Introduccion al Canon de Vertidos en Costa Rica (III).

2. El canon por vertidos, como señala el precepto 4, es un instrumento de regulación económica, que tiene la relevancia de representar un mecanismo por el cual los titulares de actividades que disminuyen la calidad del agua, asuman el deber de pagar una contraprestación por tal deterioro. Así cobra vigencia actual el vetusto apotegma jurídico de que donde está el beneficio, allí está la carga, “commoda ferens, incommoda et onera sustinere debet” (Glosa a Las Partidas) .

3. Como reconocen los Considerandos del Reglamento, “según la normativa internacional, los actuales niveles de contaminación de los cuerpos de agua sobrepasan o amenazan con sobrepasar los límites máximos tolerables para el abastecimiento humano, para el riego y para la sobrevivencia de los ecosistemas naturales”. Por ello se requiere idear instrumentos tanto para:

a. Financiar acciones ambientales.
b. Establecer mecanismos de coordinación con los entes generadores para ir progresivamente incrementando la exigencia de estándares de menores impactos en los vertidos (artículo 27). Es importante tener en cuenta que esta modificación no resulta indemnizable .

4. Se añade un elemento de gradualidad en la introducción del canon (artículo 21).



VI. Desventajas.


1. Parece que no se tiene suficientemente en cuenta que el Estado es el principal contaminador, lo cual incide también en el recurso hídrico. Se hace pagar al sector productivo mientras se excluye al principal contaminador.

2. Conectado con lo anterior, se determina que una de las principales amenazas al recurso hídrico lo constituyen la multitud de viviendas unifamiliares que vierten sus aguas al alcantarillado pluvial, o bien cuentan con un tanque séptico. La pléyade de tanques sépticos constituye un efecto acumulativo directamente contaminante al agua. Ello máxime teniendo en cuenta que realmente no se cuenta con un sistema eficiente de alcantarillado sanitario con plantas de tratamiento. Pues bien, precisamente las viviendas unifamiliares se encuentran exentas del canon.

3. Incluso el proyecto con que se cuenta de alcantarillado para el “área metropolitana” aplica sólo a San José, con lo cual se omite brindar una solución integral al problema de lo que realmente constituye el área metropolitana, la cual abarca mucho más que la ciudad de San José .

4. Se excluyen del cobro del canon los vertidos de sustancias que deterioren la calidad del agua pero no contengan los parámetros por los que se mide el impacto (actualmente demanda bioquímica de oxígeno y sólidos suspendidos totales, artículos 6 y 7).

5. El Reglamento contiene demasiadas eximentes del deber de someterse al canon.



VII. Aplicación de los fondos.


De acuerdo al Reglamento, los fondos obtenidos mediante el canon se dedicarán a lo siguiente:

“Artículo 9º—Inversión de los fondos originados por el canon ambiental por vertidos. Los fondos recaudados a través de la aplicación de este canon, deberán ser invertidos sólo en los rubros y proporciones que se indican a continuación, tomando en cuenta prioridades ambientales y de saneamiento según recomendación del Consejo Directivo, al que hace referencia el artículo 10.
a. Un sesenta por ciento del monto recaudado, se usará para apoyar el financiamiento a inversiones de proyectos de alcantarillado sanitario y tratamiento de aguas residuales domésticas.
b. Un quince por ciento del monto recaudado, se usará para la promoción de la producción más limpia en fuentes puntuales de vertidos de aquellos sectores contemplados en el artículo 2 de este reglamento. En este caso los recursos se utilizarán para financiar actividades de capacitación, divulgación e investigación, con el fin de estimular el desarrollo de procesos de producción y tecnologías que permitan un aprovechamiento más eficiente del agua y la disminución de descargas contaminantes.
c. Un diez por ciento del monto recaudado, se utilizará para financiar los requerimientos de monitoreo de las fuentes emisoras, incluyendo la identificación de fuentes generadoras de efluentes, la toma de muestras de los vertidos, el análisis de laboratorio, estudios técnicos sobre la calidad del agua en los cuerpos de agua y otros aspectos referidos a la medición, estimación y control de las descargas, considerando tanto los requerimientos de equipo, adquisición de servicios, personal y materiales auxiliares como reactivos y similares, todo esto a través de las entidades competentes del Ministerio de Ambiente y Energía y Ministerio de Salud, en forma coordinada y a través de los procedimientos que emita el MINAE sobre inversión de fondos.
d. Un diez por ciento del monto recaudado, se utilizará para financiar los gastos de administración del canon, incluyendo los requerimientos de registro y bases de datos de fuentes generadoras, cálculo de los montos que cada emisor debe pagar, facturación, gestión de la recaudación y otros gastos de administración.
e. Hasta un cinco por ciento del monto recaudado, para actividades de educación ambiental dirigidos a la población y demás usuarios del agua.
Queda prohibido destinar estos fondos a fines distintos de los establecidos en este artículo”.



BIBLIOGRAFÍA




Alonso García, Enrique et al. Diccionario de Derecho Ambiental. Madrid, Iustel, 2006.

Embid Irujo, Antonio et al. Diccionario de Derecho de Aguas. Madrid, Iustel, 2007.

Lasagabaster Herrarte, Iñaki. Derecho Ambiental. Parte General. Bilbao, Lete-IVAP, 2007.

Lozano Cutanda, Blanca. Derecho Ambiental Administrativo. Madrid, Dykinson, 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario