domingo, 25 de julio de 2010

Bicentenario de la Constitucion. Aporte Juridico (I)

ANTE EL BICENTENARIO DE LA CONSTITUCIÓN LIBERAL DE CÁDIZ (1812-2012).



EL (AUTÉNTICO) LIBERALISMO HACE RESURGIR LOS LAZOS ENTRE EUROPA Y AMÉRICA ENTRE LAS CENIZAS EN LAS QUE NOS DEJÓ LA CRISIS INTERNACIONAL DE ESTIRPE PRAGMATISTA Y SOCIALISTA.




I. INTRODUCCIÓN .


Es lógico que el liberalismo, que es una filosofía de avanzada, que va por delante de los tiempos, fije el año 2011 (un año antes del 2012) como la anualidad en la cual se conmemorará el bicentenario de la Gesta Española de promulgar la Constitución Liberal de Cádiz de 1812 , un hito histórico y fundamental en la historia del Constitucionalismo mundial.

Es de esperar de los organizadores de tan magno evento que coordinen efectivamente con Sefarad (España), y logren que S.M. Don Juan Carlos de Borbón y Parma, Rey de España, sea el Patrono Oficial de las conmemoraciones, y participe en diversas celebraciones, tanto respecto a Actos de Estado, como en actividades académicas donde se podrá profundizar mejor en los aportes jurídicos detalladamente liberales.

Por el propio bien de la causa liberal, las instituciones liberales internacionales deben involucrarse activadamente en la organización del evento, para lo cual conviene correr, pues ya estamos contra el tiempo.




II. EL APORTE DE LA CONSTITUCIÓN LIBERAL DE CÁDIZ DE 1812


Es imposible resumir en pocas páginas un movimiento jurídico y de personas en sus emociones e ideales, como supuso la Constitución de 1812.

1. En primer lugar, creó una Mancomunidad (de algún modo commonwealth) en la cual la nacionalidad europea (española) se extendiera progresivamente hasta abarcar la totalidad de los latinoamericanos , incluyendo esclavos, lo cual fue un enorme avance para su tiempo.

2. De esta forma, la Constitución de Cádiz consagra jurídicamente una identidad colectiva (el sentido de pertenencia o la identidad colectiva es una de las mayores necesidades psicológicas de los jóvenes –y no tan jóvenes– del día de hoy, y la insatisfacción permanente de esa necesidad empuja a los jóvenes a conductas sistemáticamente perniciosas), uniendo tendencialmente en una Unidad Superior a Ambos Continentes sobre la base del respeto a la libertad, clave de lo que hoy denominamos liberalismo . Recordemos que, por ejemplo, España otorgó gratuitamente la independencia a Costa Rica en uno de los años en los cuales se restableció temporalmente la vigencia de la Constitución liberal de Cádiz, derogada múltiples veces por el rey-tirano absolutista Fernando VII. Ello no significa, ni mucho menos, que los liberales de Cádiz se olvidaran de Latinoamérica, sino que tuvieron la clarividencia de renunciar al carácter jurídico-internacional de la unión de dichos Estados, con tal de que los países latinoamericanos se vieran libres de la tiranía del Rey, cuyo poder era militarmente irresistible (salvo períodos cortos de dos o tres años en los cuales se logró un paréntesis para restaurar la vigencia de la Constitución liberal de 1812 -alzamiento de Riego).

Pero queda en pie el Proyecto de Mancomunidad de Cádiz, de Unir en un Abrazo a Ambos Lados del Atlántico bajo el Signo del Liberalismo Filosófico.


3. Creo que este constituye un reto indispensable del liberalismo filosófico actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada